Alfabetización informacional: ALFIN

No toda la información que encontramos en Internet es una información fiable, en esta sección sobre Alfabetización Informacional vamos aprender a: qué, cómo, dónde y evaluar la información que necesitamos.



 

1. ¿Qué es Alfabetización Informacional?

Alfabetización Informacional ha sido definida por diferentes organismos e instituciones, que dependiendo de la fecha de la elaboración de la definición se enfatiza más en un aspecto o en otro, debido a la influencia del desarrollo de las nuevas tecnologías, evolución de la sociedad, economía, etc. Teniendo en cuenta este aspecto, reflejamos como las más destacadas las siguientes:

  • ALA (American Library Asociation) en 1989 define como una persona alfabetizada la que saber reconocer cuando necesita información y tiene la capacidad de localizar, evaluar y utilizar con eficacia la información necesaria.
  • CILIP (Chartered Institute of Library and Information Professionals) en 2004 definió Alfabetización informacional: saber cuándo y por qué necesitas información, dónde encontrarla y como evaluarla, utilizarla y comunicarla de manera ética.
  • OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) en 1997 establece ALFIN como la capacidad de entender y emplear información en las actividades diarias en los actos sociales, con la finalidad de cumplir los objetivos y desarrollar el conocimiento.

Con la Alfabetización información desarrollamos las siguientes competencias informacionales como son:

  • Saber qué información necesitamos.
  • Saber dónde buscarla.
  • Analizar y seleccionar la información más adecuada a nuestra necesidad de información.
  • Organizar y clasificar la información seleccionada.
  • Hacer un uso ético de la información recopilada. Citando, referenciado y respetando los derechos de autor.
   

2. Sociendad de la Información.

Cuando se pretende determinar que es la Sociedad de la información y porque se ha desarrollado se vislumbran dos vertientes:

  • Nueva Sociedad.
  • Evolución de la Sociedad.

Ambas vertientes tienen sus diferencias conceptuales, pero de una o de otra se puede considerar y destacar que la Sociedad de la Información tiene 5 características que describen la evolución y su desarrollo:

  • Cultura: todo lo que esta relacionado con la cultura, pero hablando del concepto tradicional, ha evolucionado o adaptado a la nueva sociedad de la información. Esto ha sido así debido al miedo que había, de que determinas culturas desaparecieran con la llegada de las nuevas tecnologías. Por lo que en muchos ámbitos se han usado estas nuevas tecnologías para hacer que la cultura evolucione, por ejemplo, nuestra forma de comunicarnos ha cambiado muchísimo con respecto a como se comunicaban hace 20 años.
  • Economía: no se marca en términos económicos y de la evolución de la economía, aunque quizás esté relacionado que según ha evolucionado la sociedad de la información ha ido en aumento o evolucionando la economía global. En este punto se determina que la sociedad de la información está relacionada con la economía debido a que algunos autores consideran que la sociedad de la información apareció cuando la creación, uso, difusión, etc. de la información esta relacionada o involucrada en el sector o sectores que en la suma de su actividad económica suponen más del 50% del PIB.
  • Tiempo y espacio: la información entra en juego en la mayoría de los sectores, sean de la actividad que sean, y el uso de esta información es determinante para la toma de decisiones que nos hagan destacar sobre la competencia o abordar un asunto de extrema urgencia. Por lo que la información debe ser compartida y/o distribuida en el menor espacio de tiempo y en cualquier lugar del mundo.
  • Empleo: la sociedad de la información se considera desarrollada, cuando el número de trabajos ocupados que se dedican en la creación, uso, difusión, etc. de la información es superior al número de trabajos basados en la fuerza y la habilidad manual como pueden ser los trabajos de agricultores, ganaderos, fontaneros, camareros, etc.
  • Tecnología: todos los apartados descritos anteriormente, ha facilitado su evolución el desarrollo de la tecnología, por lo que podemos considerar que la tecnología es el eje central de la aparición y desarrollo de la sociedad de la información, porque la evolución de nuestras comunicaciones ha sido posible a la aparición de las nuevas tecnologías. La economía se ha visto muy vinculada a este concepto, porque, por ejemplo, poder hacer negocios en cualquier parte del mundo ha sido posible el desarrollo y aparición de las nuevas tecnologías. Lo mismo ocurre con la posibilidad de tener la información que necesitamos en el menor tiempo posible, independientemente del lugar donde estemos. Todo esto es posible gracias a las tecnologías actuales que así lo permiten. Y que decir, sobre el crecimiento más que exponencial en la elaboración de información, ha sido posible gracias a la capacidad que hay de crear información y con esto crear nuevo conocimiento, y para gestionar esta información y facilitar la creación de nuevo conocimiento es necesario los puestos de trabajo relacionados con la gestión de la información.
   

3. Definición y Tipología de la Información.

Los conceptos principales son: dato, información y conocimiento. Estos tres conceptos suelen utilizarse indistintamente y generan confusión. Se debe hacer hincapié, que sus significados son diferentes:

  • Dato: mínima unidad de significado, el elemento primario de información que por sí sólo es irrelevante y no dice nada sobre el porqué de las cosas.
  • Información: conjunto de datos, que procesados tienen un significado y son de utilidad para tomar decisiones.
  • Conocimiento: es el resultado de integrar los datos y la información con la experiencia, los valores y la personalidad, permitiendo su aplicación, a la vida y a la toma de decisiones.

Por ejemplo, en el caso de la Bolsa del IBEX 35.

 

     

4. Concepto e Instrucciones de búsqueda.

4.1. Tipos de fuentes de información:

La información que necesitamos o que podemos necesitar, la podemos encontrar en las diferentes fuentes de información que son las que contienen los datos e información que puede satisfacer nuestras necesidades de Información. Al hablar de fuentes de información, tenemos que tratar los principales tipos de fuentes de información que se usan hoy en día y que hay que tener en cuenta para realizar las búsquedas. Los principales tipos de fuentes de información son:

  • Recursos físicos: son las fuentes de información impresa y que podemos encontrar en lugares físicos como puede ser una biblioteca física. Una fuente de información física es un libro o revista impresa, un periódico, etc.
  • Recursos Online: este tipo de fuente es el tipo con más uso debido a la facilidad de acceso y consulta que ofrecen. Ejemplos de recursos online son las páginas web, bases de datos, revistas digitales, ebooks, etc.
  • Recursos gratuitos: son las fuentes de información que se puede acceder de forma libre, que están accesibles principalmente online sin tener que pagar una suscripción ni tener que pedir autorización al autor, editor o distribuidor. Ejemplos de este tipo de recursos están las bases de datos y revistas de acceso abierto, repositorios, páginas web, etc.
  • Recursos de pago: este tipo de fuentes, son los que para poder consultar el texto completo de los documentos que contiene o bien hay que pagar por su acceso, pagar una suscripción o pedir permiso al autor, editor, suscriptor, etc.

Hay que tener en cuenta estas características, ya que, dependiendo del presupuesto, tecnología, etc. que disponemos tendremos que buscar o intentar acceder a un tipo u otro de fuente de información.

 

4.2. Dónde buscar:

Muy importante también saber dónde buscar, ya que dependiendo de donde busquemos encontraremos un tipo de fuente de información u otro, en aspectos generales podemos buscar en:

  • Bibliotecas: estas pueden ser bibliotecas físicas, virtuales, especializadas, etc.
  • Bases de datos: de acceso abierto, de pago, referenciales, multidisciplinares, especializadas, etc.
  • Buscadores: buscadores de información y sitios web o buscadores científicos.
  • Repositorios: de universidades, recolectores, Europeana, etc.

En este apartado vamos a enumerar diferentes herramientas que pueden ser de mucha ayuda a la hora de realizar búsquedas documentales sobre el tema de nuestra investigación:

 

Biblioteca Virtual UNIR: consultamos al mismo tiempo en más de 60 bases de datos, las cuales contienen acceso a miles de ebooks, revistas, artículos científicos, periodicos, vídeos, etc.

Google Scholar: también conocido como "Google Académico". Busca al mismo tiempo en casi todas las bases de datos y fuentes de información científica, ofreciendo el acceso al texto completo a todos los documentos que sean de Acceso Abierto.

Web of Science: contiene información bibliográfica de miles de revistas científicas consideradas las más importantes internacionalmente, accediendo a la información bibliométrica, muy valorada para labores de investigación.

Scopus: base de datos que contiene información bibliográfica de más de 51.000 revistas científicas, consideradas las más importantes a nivel mundial, accediendo a la información bibliométrica, muy valorada para labores de investigación.

Proquest Central: ofrece el acceso al texto completo de más de 21.000 revistas de todas las áreas científicas, además de consultar en los mejores periódicos nacionales e internacionales.

ERIC: base de datos por excelencia en el ámbito de la educación. Se pueden consultar a texto completo, miles de documentos de las mejores revistas y fuentes especializadas en el área de educación.

Dialnet: es el repositorio, base de datos más grande de revistas, artículos, libros, etc., en acceso abierto, para el ámbito de habla hispana.

Springer: la colección suscrita en la biblioteca de UNIR, contiene el acceso al texto completode más de 1.000 revistas especializadas en el área de ingeniería y educación.

La Ley-Smarteca:base de datos especializada en derecho, contiene jurisprudencia, legislación en el ámbito español e Instituciones Europeas, además de contener doctrina de 25 revistas y más de 400 manuales.

Elibro-Proquest: contiene más de 255.000 ebooks de todas las áreas y ofrece la posibilidad de consulta mediante descarga en préstamo electrónico, lectura en línea o descarga un capítulo.

4.3. Cómo buscar:

Dependiendo de la información que necesitamos podemos buscar de una forma u otra:

  • Título: buscaremos por el título del libro, artículo, sitio web, etc, para poder recuperar directamente el documento que estamos buscando.
  • Autor: para buscar por autor, por norma general utilizaremos la Búsqueda Avanzada, seleccionando buscar solo en el campo autor, introduciremos el autor en el formato “Apellido, Nombre”.
  • Palabras clave: este tipo de búsqueda se utiliza cuando no sabemos el documento que queremos recuperar, pero queremos recuperar documentos que contengan información sobre el tema, área o palabra clave que estamos interesados.
  • Números normalizados: si conocemos el número normalizado del documento que buscamos lo buscaremos por este, pueden ser el ISBN para libros, ISSN para revistas, DOI para recursos web, etc.

 

4.4. Acceder al texto completo:

Cuando hacemos búsquedas, podemos tener dos necesidades: buscar referencias de documentos, o buscar con el fin de acceder al texto completo de los documentos que estamos interesados, si queremos acceder el texto completo, lo podemos hacer a través de los siguientes sitios:

  • Bibliotecas: accederemos al texto completo de los documentos que la biblioteca tiene en sus estanterías o tiene suscrito, si se trata de una biblioteca virtual.
  • Google Scholar: es el buscador de documentos científicos de Google y ofrece el acceso al texto completo de todos los que son de acceso abierto.
  • Bases de datos en acceso abierto: como son Redalyc, DOAJ, Scielo, estas bases de datos ofrecen el acceso al texto completo de los documentos que contienen, porque recopilan el contenido de publicaciones y recursos gratuitos y de acceso abierto.
  • Redes sociales de investigación: hay redes sociales de investigación, en las cuales los usuarios son investigadores que comparten sus publicaciones con otros investigadores y usuarios de la red.
  • Préstamo interbibliotecario: a través de acuerdos y consorcios entre bibliotecas, si necesitas acceder a un documento que tu biblioteca no tiene, puedes pedirle que lo busque en otras bibliotecas y si este documento está en otra biblioteca perteneciente al consorcio, puede pedirlo y ofrecerte el acceso.
  • Contactar con el autor: en muchas ocasiones, si un investigador se pone en contacto con el autor de una publicación, que su acceso es de pago, el autor le puede ofrecer el acceso al pre-print o incluso al artículo publicado en la revista.
   

5. Procedimiento de Búsqueda de Información.

Cuando tenemos una necesidad de información es importante tener muy claro cuál es el procedimiento ideal para buscar los documentos que satisfagan nuestra necesidad de información:

  • Detectamos que tenemos una necesidad de información.
  • Dependiendo de la necesidad de información que tenemos, esta información puede estar en una fuente de información impresa, online, gratuita o de pago.
  • El siguiente paso es buscar la información, pero hay que tener en cuenta dónde podemos buscar la información o en que fuente de información se encuentra la información que necesitamos, pudiendo buscar en bibliotecas, repositorios, bases de datos, revistas, buscadores web, científicos, etc.
  • Para realizar la búsqueda tenemos que elaborar una estrategia de búsqueda, la cual puede ser buscando por el título, autor, palabras clave, números normalizados, etc.
  • Con esta búsqueda obtendremos unos resultados que tenemos que evaluar si satisface nuestra necesidad de información o no.
  • Si satisfacen nuestra necesidad de información, podemos utilizarla, pero siempre realizando un uso ético, respetando los derechos de autor, citando y referenciando.
  • Si por el contrario no satisfacen nuestra necesidad de información debemos iniciar el proceso de búsqueda pensando realmente la necesidad de información tenemos o elaborando una nueva estrategia de búsqueda.
  •  

         

    6. Evaluación de la Información Online.

    Para evaluar si un sitio web o la información online obtenida es fiable y de calidad, se puede realizar contestando las preguntas del siguiente cuestionario:

     

    6.1. Autoría: ¿La información es de un autor / institución fiable y especializado en el área?

     

     

    6.2. Propósito: ¿El sitio web tiene o no tiene intereses comerciales y ofrece información de interés?

     

     

    6.3. Actualidad: ¿El sitio web ofrece información actualizada sobre el tema que investigas?

     

     

    6.4. Usabilidad: ¿Es fácil navegar por el sitio web y que la información está bien estructurada?

     

     

    6.5. Contenido: ¿El sitio web ofrece información válida para cumplir los objetivos de tu investigación?

     

     

    La información que obtengamos de esta plantilla nos ayudará a decidir si un sitio web ofrece información de calidad (y ajustada a nuestras necesidades) o no. Has respondido:

     

         

    7. Uso ético de la información.

     

    7.1. Derechos de Autor

    Los documentos que recuperamos o que hemos localizado, y tras la evaluación hemos decidido que satisfacen nuestra necesidad de información, podemos utilizarlo, pero siempre haciendo un uso ético de estos.

    Este uso ético se basa principalmente respetando la propiedad intelectual de la obra, que esta compuesta principalmente por los derechos de autor, derecho moral, derecho de uso y derecho de distribución, etc.

    Estos derechos tienen unas condiciones de uso establecidas bajo las diferentes licencias que hay, entre las que se destacan como las más usadas y conocidas:

    • Copyright: las obras que están cubiertas por esta licencia solo podrán ser consultadas y utilizadas si el autor, editor o distribuidor dan su consentimiento y si es así, solo bajo las condiciones que expongan.
    • Copyleft: es una licencia basada en el acceso abierto y su característica principal es que se puede consultar, utilizar y modificar la obra original, siempre y cuando se reconozca al autor original y el resultado de la modificación de la obra sea también de acceso abierto.
    • Creative Commons: es otra licencia basada en la política de acceso abierto, pero esta licencia tiene diferentes cláusulas de acceso y uso que pueden establecerse de forma individual o combinándolas:

     

     

    7.2. Citar y Referenciar

    Cuando se utiliza una obra de otro autor, siempre con el permiso de este o por que lo permita la licencia de uso y acceso, hay que citarlo y referenciarlo:

    • Citar es hacer referencia dentro del texto a una obra que hemos utilizado en nuestro trabajo.

     

     
    • Referenciar es poner la referencia completa y que identifique de forma unívoca los documentos utilizados y que hemos citado en nuestro trabajo.

     

     

    Hay una relación directa entre la citas y referencias de un trabajo, toda cita debe tener su referencia bibliográfica, con el fin de que, si un lector quiere consular el trabajo citado, pueda dirigirse al apartado de referencias bibliográficas, ver a que documento se refiere la cita y si esta interesado, buscarlo para consultarlo.

    No puede haber citas sin referencias al igual, que no puede haber una referencia bibliográfica que no haya sido citada en el texto.

    Es importante citar y referenciar los documentos utilizados en nuestro trabajo por tres razones principalmente:

    • Plagio: si citamos y referenciamos las ideas y trabajos utilizados en el nuestro, no podrán acusarnos de plagio. Si no lo hacemos, parece que las ideas son nuestras, no siendo así.
    • Reconocer el trabajo de otros: tenemos que reconocer y mencionar el trabajo de los demás, para que así diferenciarlas de las nuestras que serán el peso de nuestro trabajo.
    • Darle valor a nuestro trabajo: si usamos el trabajo o ideas de autores muy reconocidos en el área, estamos dando valor a nuestro trabajo, porque tendrá una buena base y a partir de aquí aportamos nuestro conocimiento y descubrimiento.

    Para realizar las citas y las referencias bibliográficas se puede realizar de forma manual (lo que nos llevaría mucho tiempo) o utilizar herramientas de gestión de referencias bibliográficas. Estos elaboran las referencias bibliográficas de todos los documentos utilizados de una forma casi automática, se dice “casi” porque siempre habrá que repasar para corregir algún error, pero no es lo mismo revistarlas que hacerlas manualmente en su totalidad.

    Hay diferentes herramientas gestoras de referencias bibliográficas, las más conocidas son: Refworks, Mendeley y Zotero. Mendeley y Zotero son de acceso abierto y su uso es gratuito. Refworks es de pago, pero por ser alumnos de UNIR podéis utilizarla de forma gratuita. Podemos encontrar las instrucciones para crearnos cuenta y utilizar refworks en el siguiente Manual de Uso.

       
    © UNIR - Universidad Internacional de La Rioja